ondas choque aquiles

Ondas de Choque

Las ondas de choque son ondas acústicas de alta energía que se aplican en una zona específica del cuerpo. Tienen efectos mecánicos y biológicos que estimulan la regeneración de los tejidos lesionados.

A día de hoy, las ondas de choques se usan frecuentemente en las consultas de podología y fisioterapia para recuperar lesiones.

Indicaciones:

  • Tendinopatías o tendinitis.
  • Esguinces o distensión de ligamentos.
  • Calcificaciones tendinosas.
  • Fascitis plantar con o sin espolón calcáneo.
  • Epicondilitis o «codo de tenista».
  • Bursitis troncatérea o trocanteritis.
  • Tendinitis rotuliana
fascitis plantar
fascitis plantar

Usos en podología

Las lesiones en el pie que mas frecuentemente tratamos en la clínica con ondas de choque son:

  • Fascitis plantar.
  • Tendinitis aquílea.
  • Exostosis de haglund.
  • Esguinces de tobillo.
  • Tendinitis de tibial posterior, tibial anterior y flexor de los dedos
  • Bursitis subcalcánea y retroaquílea
ondas de choque fascitis plantar
ondas de choque fascitis plantar

Sesiones

Normalmente se suele realizar 1 sesion a la semana. Un total de 4 a 7 sesiones. Aveces se puede combinar con otras terapias como la electrolisis o la diatermia.

Cuidados tras la sesión

Es recomendable evitar ejercicios o actividades intensas las 48 horas después de la sesión.

Por otro lado, es habitual pautar ejercicios terapéuticos específicos para la patología a tratar. Estos ejercicios, pueden realizarse al dia siguiente de la sesión de ondas de choque. Dichos ejercicios son muy importantes ya que son el 50% del tratamiento.

ejercicios terapéutico
ejercicios terapéutico

Otros tratamientos

Como todos los tratamientos en medicina, no existe ninguno que pueda garantizar el éxito en el 100% de los casos. Es por ello que aveces se pueden combinar otros tratamientos conjuntamente con las ondas de choque. La diatermia o la electrolisis percutánea intratisular, son tratamientos que pueden aplicarse en la misma sesión y así aumentar su eficacia.

Además no hay que olvidar el control biomecánico. Si la patología no ha sido compensada biomecánicamente antes de comenzar el tratamiento, las probabilidades de que fracase es mayor. Por ello es recomendable realizarse un estudio biomecánico del miembro inferior para decartar desequilibrios a nivel de la pisada, rodilla o cadera.

Para cualquier consulta no dude en contactarnos

Puede seguirnos en facebooklinkedintiktoktwittertumblryoutube instagram