Sillón podológico de 100 años de antiguedad. Cortesía Dr. Bernardino Basas